Make your own free website on Tripod.com

"El regreso de la Sagrada Familia a Nazaret"
(explicación del icono)

El icono muestra el regreso de la Santa Familia de Jerusalén a Nazaret, despues que el niño ha sido encontrado en el Templo. San José lleva a hombros a Jesús que se vuelve hacia su madre la Virgen María. Ella, "a lo largo del camino" le entrega el papiro con la palabra de sa misión, donde se puede leer en griego, el principio del texto de Isaías 61, 1-2.

"El espíritu del Señor está sobre mí pues me ha ungido...".

San José tiene en la cara los rasgos del siervo de Yahve "La faz de la Sábana Santa" como signo que él prepara a Jesús a su misión de Siervo de Dios, que lleva el pecado del mundo (Is 53); el hecho que Jesús adolescente sea llevado a hombros indica la importancia del padre en la Familia para introducir al joven en la vida adulta. El icono muestra la necesidad que tiene el padre en la Familia para que el hijo llegue a ser adulto como ha sido revelado por Dios en la Familia de Nazaret.

La importancia de este hecho ha sido subrayada por el camino Neocatecumenal que predica en el mundo entero: hacer en las parroquias pequeñas comunidades como la Santa Familia de Nazaret, donde los cristianos que han sido bautizados pero que viven la fé de una manera infantil, puedan crecer y llegar a ser adultos.(Ef 4)

El gesto de San José que lleva Jesús a hombros se encuentra, aunque no sea común en la tradición iconográfica antigua, en los mosaicos de la Iglesia de Choree (XII) en Estambul donde en el regreso de Egipto a Nazaret, San José lleva al niño a hombros y su madre los sigue. El gesto es retomado por autores modernos, como Willian Dobson (1817-1878): en una de sus pinturas San José lleva a Jesús adolescente en el regreso a Nazaret despues del encuentro con los doctores de la ley en el Templo de Jerusalén (Tate Gallery-Londres).

El gesto de la Virgen que da al niño la Palabra, lo podemos encontrar en muchos iconos de la Iglesia Ortodoxa. Son los iconos llamados "Eleusa Kykkotissa". El nombre viene del monasterio de Kikko en Chipre, donde se ve la Virgen que lleva al niño, en sus brazos y que le ha dado el libro de Isaías. El icono de la "Eleusa Kikkotissa" se encuntra en muchos paises, como el monasterio de Santa Catalina de Siena en el Sinaí, que es el monte de la tentación en Israel. Así el gran pintor ruso Simon Usciakov (s. XVI) pintó una bella Kikkotissa conservada en la galería Trejakov de Moscú; este icono a inspirado el de la Virgen del Camino Neocatecumenal.

El icono del "Regreso de la Santa Familia a Nazaret" mide 1x1'20 mt. Sobre madera de encina, recubierta de pan de oro, está pintado al aceite por el pintor Francisco Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal, por encargo del Consejo Pontifical para la Familia, a la ocasión de la II Jornada Mundial de la Familia en Rio de Janeiro (1997). El icono ha sido ofrecido por el autor al Santo Padre.